24 horas sin derechos

Contra la apertura 24 horas del Carrefour Moratalaz

Slider

SUPERMERCADO ABIERTO, BARRIO CERRADO

12 pequeños comercios cerrados en un año

Según los datos a cierre de 2017, en el último año el número de pequeños comercios se ha reducido en Moratalaz en doce. La competencia desleal durante 24 horas impulsará esta dinámica.

24 horas de precariedad

Carrefour se aprovecha de la necesidad del 64,4% de personas paradas que no reciben prestación en Moratalaz. Mayor precarización de los empleos en un distrito en el que la renta per cápita ya es menor a la del resto de la ciudad.  

Sin conciliación familiar y laboral

¿Alguien se imagina conciliar familia y trabajo con este tipo de jornadas? Un horario 24 horas con salarios de miseria en cualquiera de las jornadas, un barrio más pobre y desigual. 

MORATALAZ ES EL DISTRITO CON MAYOR POBLACIÓN MAYOR DE 65 AÑOS
EL PRIMER SUPERMERCADO 24 HORAS EN MORATALAZ

En el mes de enero se ha anunció la apertura de un centro comercial de apertura 24 horas en Moratalaz. Concretamente, la apertura del Carrefour Market de la Plaza del Encuentro en horario ininterrumpido 7 días a la semana y los 365 días del año. El nuevo horario se comenzó a aplicar el pasado jueves 1 de febrero, como era de esperar, sin ningún éxito comercial, pero dando otra vuelta de tuerca a las condiciones laborales ya de por sí precarias en el sector.

El cambio en el horario de apertura no responde a una necesidad del distrito, sino a la política comercial del Carrefour que ha comenzado a extender el modelo de apertura 24 horas más allá de las zonas turísticas de la almendra central independientemente de las necesidades de los barrios.

El distrito de Moratalaz es el que ocupa el número uno en el ranking de Madrid tanto en edad media de la población como en población mayor de 65 años. Además, la evolución de la población mayor de 65 años sigue siendo ascendente. En ningún caso se trata de un distrito con población joven o en edad de trabajar con horarios nocturnos.

¿MÁS PUESTOS DE TRABAJO Y DINAMISMO EN EL BARRIO?

El marco legal que permite la apertura de comercios es una reforma legislativa del año 2012 que permite la llamada “liberalización de horarios” en la Comunidad de Madrid (única Comunidad con este tipo de regulación).

Los contratos firmados para cubrir el nuevo horario tendrán un salario y condiciones laborales que no se alejarán de la situación de precariedad generalizada que se desarrolla en las grandes supeficies. Tampoco supone un mayor dinamismo económico ni una mejora de las condiciones materiales de las personas que viven en Moratalaz.

No hay ningún tipo de relación entre liberalización de horarios y PIB, países con economías estables y consolidadas como Noruega o Alemania son en este punto en concreto más garantistas de la conciliación familiar y laboral. Países de Europa del Este con serios problemas económicos (Hungría, Rumanía y Bulgaria) son los más “avanzados” en lo que a liberalización de horarios se refiere. El argumento del mayor dinamismo económico para el barrio es sencillamente mentira.

LA LIBERALIZACIÓN DE HORARIOS EN PERSPECTIVA EUROPEA
EL PARO EN MORATALAZ MAYOR A LA MEDIA DE MADRID
CARREFOUR SE APROVECHA DE LA SITUACIÓN ECONÓMICA DEL BARRIO

El distrito de Moratalaz tiene una tasa de paro superior en un 1% a la del resto de la ciudad de Madrid, y un 64,4% de los parados del barrio no recibe ningún tipo de prestación. Carrefour se aprovecha de la situación económica de los vecinos del distrito para conseguir cesiones en materia laboral. Buscan “exprimir” a los trabajares del barrio.

La apertura 24 horas supone además un ejercicio de competencia desleal sobre los ya muy atacados pequeños comerciantes del barrio. En los últimos años hemos visto convertir en un supermercado la primera planta del histórico Mercado Municipal de La Cañada. Solo entre enero de 2017 y enero de 2018 han cerrado 12 comercios del barrio.

Los pequeños comercios se ven incapaces de resistir ante la competencia de supermercados que basan sus ventajas competitivas en la explotación de sus trabajadores.

El distrito sigue perdiendo vida, dinamismo y derechos laborales en favor de los beneficios de grandes superficies comerciales como Carrefour.